Asia exótica y diferente, era el destino que teníamos en mente para este gran viaje y después de decidir dejar Japón para otra ocasión, que esperamos no tarde mucho en llegar, nos quedaba claro, Tailandia sería el destino de nuestra luna de miel y ¡primer viaje cómo marido y mujer!

Tuvimos mil y un percances para conseguir comprar el billete de avión,  como que en la mitad de la compra del primer billete que nos cuadró, subiesen los precios casi 100€, o que se colgara la web 3 veces , y no exagero, después de poner los datos de la tarjeta —iiii— punto critico del proceso ;(  . Lo dejamos por imposible para el día siguiente con el miedo en el cuerpo, de que desapareciera ese vuelo perfecto ¡¡Y ya por fin, al día siguiente antes de irnos a trabajar, aún con la legaña pegada, conseguimos el codiciado pasaje de avión!!

¡Nos vamos a Tailandia y Camboya con escala en Dubái! ¡3 increíbles países! Aprovechamos el viaje Madrid – Bankgok, para hacer una paradita enDubái, la costa del golfo pérsico, en los Emiratos Árabes donde vamos a hacer una escala de 15 horitas que nos deja casi un día para descubrirla.


  • EdificioBurjAlArab
  • Las islas Palmera Dubai
  • Vistas planta 85

Y después…Tailandia, conocida como el país de las sonrisas, porque, aún sin entender palabra, sus habitantes te inclinan la cabeza en señal de amabilidad. De espíritu budista, como demuestran los impresionantes templos de la antigua capital de Siam: Ayuthaya, o Doi Suthep, en el norte, Tailandia rezuma paz interior.

Y ademas, si al despertar se hace duro, qué mejor que un crujiente y terapéutico masaje tailandés para reconstruir el organismo. Finalizando en una de sus cientos de islas con playas de aguas turquesas, pequeños paraísos perfectos para relajarnos y para disfrutar de alguna de las muchas actividades que ofrecen, como el submarinismo.

Después de hablar con Esther y Carmen de su visita aCamboya hemos decidido ¡qué no podía faltar!, y pasaremos la frontera para ir a ver Los Templos de Angkor, un tesoro de piedra escondido durante siglos en la selva , que ha estado totalmente aislada del mundo occidental hasta que en el año 1.860 fue descubierta por misioneros franceses. La naturaleza ha ido ganando terreno y los árboles, con sus enormes raíces invaden los monumentos para forman parte del conjunto.



Por si quieres curiosear más te recomendamos este artículo: 10 razones por las que viajar a Tailandia

¿Conoces alguno de estos países? ¿Alguna recomendación, aparte de no olvidar la cremita…?

This Post Has One Comment

  1. Carmen

    Aaay qué bien os lo vais a pasar! Merece mucho la pena darse el madrugón para ver el amanecer en Angkor Wat! Allí os “venderán” una sillita con un café para verlo en primera fila… Yo lo recuerdo como un momento muy especial, seguro que vuestro viaje estará lleno de esos momentos! Disfrutadlo mucho, pareja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>